Tranvía de Zúrich

Tranvía de Zúrich

Rápidos, cómodos y eficientes. Los tranvías de Zúrich son el medio de transporte más utilizado tanto por los locales como por los turistas.

Echando la vista atrás

La historia del tranvía de Zúrich comienza en el año 1880, con los primeros vehículos que funcionaban tirados por caballos. Años después comenzaron a funcionar de forma eléctrica y lograron expandir su red, sobreviviendo a duras penas a las propuestas de ser reemplazados por otros medios de transporte.

Actualmente los tranvías forman parte del paisaje de Zúrich y cubren la mayor parte de los barrios de la ciudad, ofreciendo un servicio cómodo, rápido y eficaz.

Tarifas

Al igual que ocurre con el resto de los productos y servicios en Zúrich, los precios de los billetes de tranvía son bastante elevados.

El billete más económico sirve para realizar un trayecto de menos de 30 minutos de duración que permite recorrer menos de un kilómetro (un trayecto poco usual). En este caso el precio sería de 2.70CHF.

El precio del billete sencillo varía en función de las zonas que se vayan a recorrer. La tarifa más económica para la zona centro es de 4.40CHF, y en este caso el billete tendría una hora de duración. Durante el periodo de validez es posible cambiar de línea y utilizar otros medios de transporte, como los autobuses y los trolebuses.

Si tenéis pensado utilizar varias veces el transporte público cada día, es recomendable adquirir un billete diario. El precio es de 8.80CHF, por lo que por el mismo precio de dos billetes sencillos podréis utilizarlo durante todo el día de forma ilimitada.

Es importante tener en cuenta que es posible subir a los tranvías de Zúrich utilizando cualquiera de las puertas sin necesidad de mostrar el ticket, pero es necesario acordarse de validarlo para evitar multas.