Polybahn

Polybahn

Inaugurado en 1889 para unir el centro de Zúrich con la zona de la universidad, el polybahn es un funicular que actualmente constituye una de las lugares que ver más queridos de Zúrich.

Echando la vista atrás

En el momento de su instalación el polybahn se movía propulsado por agua, pero no tardó en ser modificado para funcionar de forma eléctrica. Con el paso de los años cayó en desuso y en 1976 se decidió su clausura, pero afortunadamente fue salvado en el último momento.

En 1996 el polybahn fue renovado para recobrar el brillo de antaño, pasando a convertirse en uno de los símbolos más queridos de la ciudad. Actualmente, más que un medio de transporte, es parte de la historia de Zúrich además de un potente imán para más de dos millones de turistas al año.

Un paseo en el polybahn

El funicular cuenta con dos vehículos que se complementan de tal modo que, mientras uno de ellos realiza un viaje de 90 segundos para llegar a la parte superior de la colina, el otro aterriza 176 metros más abajo para depositar a los viajeros a los pies de la misma.

El polybahn de Zúrich funciona de lunes a sábado desde las 6:45 hasta las 19:15 (los sábados hasta las 14:00 horas).

Es posible adquirir el ticket para el polybahn en la entrada de la estación, o bien utilizar un bono diario de transporte o la Zurich Card.